Dr. Jorge A. Traverso


La toma del Caso y el imaginario del homeópata

En la homeopatía se les asigna un valor fundamental a los dichos del paciente, "tal como los dice", y ya Hahnemann lo especifica en el Organón, indicando tomar los datos renglón por renglón y tal como son expresados.
Por eso, y más en nuestra actualidad donde parece que el tiempo nos presiona constantemente, hay que cuidar en extremo esa fuente invalorable de datos que es el discurso del paciente y no interrumpir o abreviar el mismo colocando los síntomas, como imagina o interpreta el homeópata que "quiere decir" el paciente, así como tampoco suponer que habla en un lenguaje figurado y que eso hay que traducirlo a símbolos.

En otro campo de la cultura, como es el psicoanálisis, ya lo han destacado estudiosos de la obra de Lacan; el mismo, en los Seminarios que dictó en París, hablaba, aún cuando desarrollara un tema que podía ser considerado de teoría pura, expresando frases que aisladas, son las que se escuchan de boca de cualquier paciente en un diván psicoanalítico.
En ese campo, no es ningún misterio que cuando un paciente habla sobre el amor, lo hace con los mismos términos que figuran en los discursos de los personajes de "El Banquete" de Platón , repitiéndose a través de los siglos, lo que certifica a posteriori el valor de inscripción en la cultura de una obra, y por ello su permanencia como "obra clásica".

Volviendo a nuestro campo, ¿Por qué decimos que es tan importante escuchar y no, imaginar?
Porque hay una ley escrita, aportada por el creador de la Doctrina.

Para ejemplificar por qué es tan importante lo simbólico de la ley, en comparación a lo que imaginamos, vaya un ejemplo:
Newton aporta a la cultura la Ley de la gravedad.
Esta dice que todos los cuerpos caen (son atraidos por la gravedad), con la misma velocidad, en ciertas condiciones. Esta ley, en la experiencia de todos los días, no la podemos comprobar.
"Vemos" caer un piano a mayor velocidad que una pluma y nos apartamos más rápidamente del lugar donde va a caer el primer objeto (y nuestra integridad depende de que así lo hagamos).

¿Qué es esto? Que lo imaginario, lo que "vemos" no tiene que ver con la ley escrita en un papel. Pero si queremos enviar un cohete a la Luna, una de las leyes que tomaremos en cuenta en los cálculos, es la de gravedad, y no creeremos que una nave espacial más grande llegará más rápido, por caer más velozmente que otra sobre el satélite.

Por esto, no debemos "creer", a veces, en lo que oímos traducido a nuestra imaginación, sino estrictamente lo escuchado y compararlo con la Materia Médica y el Repertorio.
Decimos del Repertorio
Es un "diccionario" de síntomas, expresados en el "Lenguaje popular".
Ahora bien, creo que hay una sutil diferencia con la Materia Médica.
En el Repertorio, están los síntomas que devolvieron los experimentadores como resultado, en los sensibles, a la patogenesia de los distintos medicamentos, o los síntomas que escribieron los médicos como resultado de la comprobación clínica de una curación con determinado medicamento.

Muchas veces, esos síntomas son una sola palabra, y esto deja bastante librado a la imaginación del que los toma, en qué caso aplicarlo.
Ejemplo: Impetuoso, Susperticioso, Aburridor, Caótico, Ríese, Vanidad, etc.

En la Materia Médica, tomemos como ejemplo la de Vijnovsky, que recopila el material de muchas materias médicas, podemos leer algo así como la transmisión de los síntomas por tradición oral, que sería la persistencia de lo simbólico a través de las décadas. En suma, encontramos frases.

¿Cuál es el valor de estas disquisiciones?
La clínica, sólo la clínica.

Hace pocos días, una paciente que en su primera entrevista homeopática iba desgranando sus síntomas mentales, que perfilaban un medicamento, al ser interrogada sobre sus deseos alimenticios, primero duda, expresando que en general come de todo, y luego dice textualmente: Bueno, "lo que sí me gusta y podría comer siempre son huevos duros o pasados por agua blandos". Nunca fritos.

Cuando luego de haberse retirado la paciente, y comparando en la Materia Médica a dos o tres medicamentos que había pensado durante la consulta y que en la repertorización eran cercanos, me detiene el leer la frase, en Calcárea Carbónica, que está en deseos y aversiones:
"Deseo de huevos, duros o pasados por agua, blandos."
Exprofeso, en la frase textual expresada por la paciente, no puse las comas; cuando leo en la Materia Médica, las comas corresponden exactamente a la tonalidad y separación de palabras de lo dicho por la misma.
Aquí vemos la diferencia entre palabras y una frase.

En el Repertorio está :
Deseo de huevos, y como subrubros: frito, hervido duro, hervido blando.
En cambio en la Materia Médica la frase coincide con lo que dice la paciente en conjunto y es interesante, porque la misma lleva una aparente redundancia: si son pasados por agua, no necesitaría agregar "blandos", puesto que si se pasaron , ya serían duros. La profesión docente de la misma nos hace "imaginar" que sabe expresarse en forma idiomáticamente correcta, con lo que la frase está transmitiendo algo más profundo, que tiene que ver con su deseo, remarcado en la aparente repetición.

Esto me hizo acordar otro caso. Hace aproximadamente un año, atendí a un paciente del que ya tenía un conocimiento previo dentro de un marco social, razón por la cual me resultaban familiares su léxico y modos de expresión habituales. Al relatarme sus malestares me dice: Me siento como intoxicado, desde hace bastante tiempo atrás. Esta frase me llamó la atención porque no correspondía a su modo de hablar.
Sin embargo, luego de determinar que su medicamento era Nux Vómica, me detuvo en la Materia Médica, en síntomas particulares, el renglón donde dice: Pesadez y presión en la cabeza, ..., como si estuviera intoxicado.

Este medicamento me llevó a otro paciente que refirió su temor cuando piensa si ante la posibilidad de ver un cuchillo se le ocurriera matar a la hija de dos años, o a su marido. Por otros síntomas surgía Nux Vómica, pero siendo un síntoma que raramente es expresado en una primera consulta, resultó interesante evaluarlo aislado, y compararlo con Mercurio, Alúmina y Platina.

Si tomamos el Repertorio, tenemos :
En Temor a sus propios impulsos: Alúmina

En Matar
Cuando ve un cuchillo: Alúmina, Mercurio, Nux Vómica, Platina
esposo, impulso de, a su querido: Mercurio, Nux Vómica, Platina

hijo, a su propio: mercurio, Platina

En la Materia Médica, hallamos:
Alúmina, (generales )
... 1 - "No puede ver sangre o un cuchillo, ..., .Deseos bruscos, impulsivos, de matar o matarse al ver sangre o un cuchillo, pero rechaza la idea."

Mercurio (mentales )
... 1 - "Hay deseos de matar, ya sea a sus seres queridos, a su propio hijo, a su esposo (a quien implora que esconda los cuchillos o navajas, porque verlos le produce impulsos de matar."

Platina (mentales )
.. 5 - "Hay bruscos impulsos o deseos de matar a su propio hijo, o a su marido, a quienes adora, y especialmente al ver un cuchillo".

Nux Vómica (mentales )
Descartamos el punto 3, porque allí plantea el deseo de matar con cuchillo a seres queridos por la más mínima ofensa.
Tomamos el
.. 7 - Miedo a matar cuando ve un cuchillo.

Nuevamente vemos el valor de las frases. En Alúmina, Mercurio, y Platina, observamos los deseos o impulsos que surgen a la vista de un cuchillo.

En Mercurio y Platina: deseo o impulso con respecto a marido e hijo.

En Nux, descartamos el deseo porque es motivado por una mínima ofensa, y nos queda el miedo cuando ve un cuchillo, que es lo que planteaba la paciente, el temor que a la vista de un cuchillo le surgiera la idea, NO el impulso.
Decía: "¿Y si se me ocurre?"...

Bibliografía

1 - Platón Diálogos, Ed. Espasa Calpe 9ª Ed. 1949. Pag. 93

2 - Barthel, H. Synthetic Repertory, 1987, T. II, Pag. 239

3 - Barthel, H. Synthetic Repertory, 1987, T. I, Pag. 683

4 - Vijnovsky, B. Materia Médica, 2ª Ed., 1989, T. I, Pag. 61

5 - " " ,1980, T. II, Pag. 370

6 - " " , 1981, T. III, Pag. 100

7 - " " , 1980, T. II, Pag. 497

Resumen

Se hace una diferencia entre lo que puede imaginar quien toma la historia y lo que dice el paciente, comparándolo con el Repertorio y la Materia Médica.
Se recorren otros campos de la cultura para ejemplificar la diferencia.
Se ilustra con casos clínicos que focalizan el tema.

Summary

There´s a difference between what can be imagined by

the person who receives the story and what is said by the pacient, and we

compare that with the Repertory and the Medical Matter.

Some other culture fields are examined to sample the differences.

The subjet is illustrated with clinic cases that focuses on that theme.

 

Antecedentes

Publicaciones Generales

Publicaciones Médicas