Dr. Jorge A. Traverso


Parágrafo 52: Su vigencia permanete

Parece exagerado el párrafo final del parágrafo 52,donde Hahnemann dice que los médicos que consideran poder pensar desde la homeopatía o desde la alopatía indistintamente, (máxime en la enfermedad crónica), para utilizar sus tratamientos según el gusto de los enfermos, incurren en traición criminal a la divina Homeopatía, pero considero que apoya el forzar una postura ultraortodoxa para balancear los impulsos de pacientes y muchos ho-meópatas en este momento en que parece que la filosofía de lo "light", el no-compromiso, domina a la sociedad.
Incluye también a los homeópatas que tratan de explicar la homeopatía a los alópatas rebajando los conceptos a un lenguaje entendible; esta tendencia de aclarar y explicar abandonando una línea argumental, que poco importa si no la "entiende" el que piensa y seguirá pensando de otra manera.
Me rememora por el entrecruzamiento y paralelismo lo que ha pasado en nuestro país con el psicoanálisis, que se pervirtió con tal de explicarlo para que todos lo entendieran y se lo quiso asimilar a la medicina ("salud mental") para introducirlo en los servicios sociales, cuando después se encontraba el ridículo de que una auditoría pedía historias clínicas (como las psiquiátricas) a profesionales que si atendían varias veces por semana a un paciente, este no entraba en un posible estudio estadístico de salud, evolución, diagnóstico, etc.
Esto de un cuerpo teórico que no puede rebajarse para "divulgación" es sostenido por varios ejemplos.
Einstein divulgaba la teoría de la relatividad en ámbitos determinados, pero no rebajaba la fórmula a un lenguaje "fácil y para todos", simplemente porque no es posible.
No importa que no se generalice hasta mucho después. Seguramente que en muchos terrenos todavía se habla desde la ley de la gravedad de Newton, o con esquemas cartesianos, y esto no implica que si fuera más fácil de entender se aplicaría la relatividad de espacio y tiempo o la mecánica cuántica.
Un buen ejemplo en el campo del psicoanálisis lo dio Lacan en los sesenta.
Pronunció una conferencia que le habían pedido para divulgación en un canal de aire de la TV francesa y no solamente habló con el mismo lenguaje que empleaba en sus seminarios (hay un libro que se llama "Televisión" que es justamente esa conferencia, nada fácil de entender) sino que además, como él decía "Para que mi imagen no haga pantalla", en la hora que duró la misma, la pantalla estuvo en blanco, con lo que sólo se escuchaba su voz.
Esto sería el ejemplo de "quien pueda escuchar, que escuche", y bienvenido.

En nuestro campo específico, seguramente que el universo de pacientes exige o una claridad explicativa o una velocidad de "cura" (o supresión) que no va con los tiempos del ser humano.

Ya Hipócrates lo ejemplificaba planteando los siguientes conceptos:
1) Por principio, decía que el que en un enfermo se pueda evaluar qué lo mejoró y qué no del tratamiento instituido, es propio de la medicina. Tanto los errores como los aciertos son pruebas de la existencia de tal ciencia.
Lo que lo benefició, lo fue por serle administrado correctamente y lo que causó daño, por no serle administrado correctamente lo dañó.
Quiere decir que lo correcto o incorrecto tienen uno y otro su definido límite, y esto: ¿Cómo no va a ser una ciencia?
Hipócrates afirma que lo propio de la ausencia de ciencia es que no haya nada correcto ni incorrecto; pero que si ambos existen, no es obra del azar sino de la ciencia.

Aclaremos que correcto o incorrecto no es una distinción de conducta, sino medido a través de la percepción del enfermo y del médico en cuanto si hubo mejoría de sus males o no.
Asimismo, considero que Hipócrates nos alumbra sobre una condición inherente al ser humano que nos marca históricamente hasta la actualidad, y que determina que no serán mayoría los que intenten curarse a través de la homeopatía o que la misma sea una medicina aceptada fácilmente en sus conceptos doctrinarios y filosóficos.
2) Es lo siguiente: él dice que los enfermos acuden al médico aquejados por el dolor presente, temerosos del futuro, ansiosos de recibir algo contra la enfermedad, mas que lo conveniente a su salud.

Con lo cual habrá más adeptos a la medicina galénica que a la hipocrática.

Para la concepción "contra la enfermedad", bien vino Galeno 600 años después, con la característica que aún siendo griego, civilización que sostenía la idea hipocrática, vivía en Pérgamo y estaba mas influenciado por la cultura persa, razón que lo lleva a esto de las partes del cuerpo y su subdivisión en partículas, que se continúa hoy a nivel molecular o genético.
Un médico de 1716 que llamaba falsos médicos a los galénicos, se pregunta si el desarrollo de Roma no estuvo sustentado, además de otros factores, en el hecho de prohibir a los médicos el ejercicio de la profesión durante 600 años.

"Aún en tiempo más antiguo era tan copioso el número de los malos Médicos, que Catón El Sabio y Plinio Veronés los aborrecieron, de modo que, a estar en su mano, los hubieran echado del mundo así como los echaron de Italia, que estuvo sin ellos 600 años; y creo de la prudencia Romana, que lo hubiera continuado si pudiera".

"Por esto los Romanos, aunque fuesen muy lentos y circunspectos en admitir en la Ciudad alguna profesión, no obstante oyendo que la Arte Médica no tenía otro fin sino recuperar la salud de los enfermos, engañados de sus promesas, la acogieron con universal aclamación y muy aprisa le dieron entrada; pero la misma política con que la recibieron, obligó a desterrarla; porque, a expensas de la propia sangre y desgraciada experiencia de sus Ciudadanos, aprendieron que prudentemente debían tomar alguna providencia.
De allí nació que, desterrando los Médicos de la Ciudad, introdujeron la verdadera Medicina y por espacio de 600 años, fue el curarlo todo aquel destierro, habiéndose librado de este modo de todos los abusos del Arte.
Así, Roma restauró el crédito que había perdido con una tan sabia deliberación y le adquirió la enmienda más alabanza que desprecio el error".

Obsérvese que el autor diferencia a los médicos de la Medicina.

"La receta más segura y los antídotos más favorables en cualquier curable enfermedad son la dieta, la quietud, el tiempo y la tolerancia, con los cuales el enfermo vivirá y conservará la salud mucho tiempo."
En un agregado al parágrafo 104 del Organón, se explicita esto dando indicaciones de cómo se movían los médicos de la "antigua escuela", con párrafos que se podrían aplicar hoy a la "Medicina social"

Claude Bernard decía que el mayor valor en el desarrollo médico era tener una silla, con lo que indicaba el tiempo para escuchar como lo fundamental del diagnóstico.
(No creo que hoy el salón de resonancia magnética la suplante).

Esto lleva al grave problema de lo científico. La medicina oficial actual, de tan científica entra en la estrechez de las ciencias duras, y al final queda como medicina alternativa.
Usa lo supuestamente exacto, y niega todos los otros campos de la cultura que participan para poder comprender qué es un hombre que sufre.

Para ejemplificar el punto, tomaré conceptos de dos excelentes monografías producidas en el curso de postgrado de la Escuela de la AMHA.

1) Lo que sigue es un somero resumen de la primera de ellas:

El universo es una unidad.
Para los antiguos sabios, la meta más elevada del ser humano es llegar a ser concientes de la Unidad e interrelación de todas las cosas, trascendiendo la individualidad. Actualmente, desde el punto de la Física, no existe el concepto de materia, ya que no existen ladrillos iniciales.
Según la Teoría de la Relatividad, el espacio no es tridimensional ya que se interrelaciona con el tiempo siendo la masa no más que una forma de energía.
Viéndolo desde el punto de vista cuántico, las unidades subatómicas de materias son entidades muy abstractas que tienen un aspecto dual (partículas-ondas). Los cuantos son paquetes de energía que viajan siempre a la velocidad de la luz estando inmersos en el concepto de "ondas de probabilidad" (tendencia a existir u ocurrir).
Esta última teoría explicaría la unidad básica del Universo. El movimiento ondulatorio es el fundamento dinámico de la realidad (onda sinusoidal) que se encuentra en constante contracción /expansión, formando un "tren" de ondas que se propagan en el vacío. El Universo está conformado por una sola vibración que al pasar a través de nuestra conciencia ordinaria se refracta, se deforma, se falsifica (ya que penetraría el espacio-tiempo de nuestra dimensión). Una vez aquí, la alta velocidad de los electrones da a la materia su aspecto sólido. El sonido también es una vibración al igual que los sentimientos teniendo un efecto de organización o cohesión a escalas subatómica y estando en un cambio continuo.
La realidad o vacuidad es la fuente/esencia de la vida, impregnando todas las cosas materiales del universo, reflejadas también en la mente humana, siendo así material y espiritual al mismo tiempo. Es generada por la interacción dinámica de la expansión-contracción, estando en permanente cambio, siendo cíclico.
Las partículas son simples condensaciones locales del campo, siendo concentraciones de energía que vienen y van. El vacío transporta sus mutuas interacciones en forma de onda. Hay un continum del vacío, siendo éste dos aspectos diferentes de una misma realidad.
Las enfermedades comenzarían cuando no hay una alineación perfecta entre la mente-ADN-cuerpo, cuando salta de este surco a cualquier otro estado, debiendo insertarse aquí una nueva vibración que la reinserte a su estado original.
El tiempo y el espacio también son aspectos de la vibración primordial.

Vemos que desde otras fuentes literarias se puede visualizar el concepto de energía vital de Hahnemann.
Ésta estaría dentro de la alineación natural del Universo, pero la percepción de una realidad distorsionada por la mente, "materializa" la enfermedad.

2) En la otra monografía, la autora resalta que la concepción filosófica realista en que se apoya la homeopatía ha sido rechazada de lo científico a pesar que cumple las condiciones de la ciencia que no reniega de la filosofía.
Interesa su recorrido por Internet. En páginas de la OMS, después de 4 horas de búsqueda no encuentra material sobre la medicación homeopática.
La CEE(Comunidad Económica Europea), la admite, sin reconocerlos como efectivos para la curación, simplemente por no ser tóxicos.
En otra búsqueda en Medline, de todos los trabajos que contenían la palabra Homeopathy, entre 1992-97,encuentra 400,de los cuales 60 eran de experimentación; el resto eran una mezcla de resultados terapéuticos y comentarios doctrinarios.
Lo destacable es que en los "científicos", se subraya la eficacia e ineficacia de los tratamientos homeopáticos para curar anginas, cuadros respiratorios altos de los niños, otitis, hematomas, etc.
Nuevamente prima el criterio de la enfermedad y la aplicación "alopática" desde el pensamiento médico aún llamándose homeópatas, de los medicamentos homeopáticos.

En otro trabajo publicado se enfatiza que desde que el biólogo suizo Ludwig Von Bertalanffy, determinando que el todo es mas que la suma de las partes, concibe la Teoría General de Sistemas creando un nuevo paradigma o modelo, esto decanta en la década del 60,reuniendo los cuatro pilares necesarios(filosófico, teórico, metodológico y de aplicación, propios y únicos), para ser considerada una ciencia en sí misma.
El nombre de TGS fue reemplazado por Ciencia de los Sistemas.
Desde aquí se considera al Ser Humano un sistema en sí mismo, considerado ya así en el parágrafo 15 del Organón.
Con lo cual queda la Homeopatía como Otra Medicina, en conjunto con las demás Artes, y no como especialidad o alternativa de nada.
La homeopatía sería una Medicina estimulativa, la alopatía una supresiva y la cirugía, la protésica y la hormonal una sustitutiva.
Desde estos conceptos, resulta sorprendente que desde la sede del 54° congreso de la Liga Homeopática Internacional, se informó que los trabajos a recibir se evaluarían por un Comité científico y además por un Especialista en metodología de investigación y preparación de trabajos científicos, NO médico pero con conocimientos de teoría homeopática.
Además pedían que preferentemente fueran originales, creativos y con soporte experimental que presentaran la Regularidad y Repetición de fenómenos que sostienen la teoría que se está presentando.
Dice también: "Vamos a preferir el campo fenomenológico antes que el constructivo, considerando que la Homeopatía es una especialidad médica oficial en nuestro país y necesitamos presentar a la comunidad médica elementos con base sólida para la investigación de la homeopatía por investigadores no homeópatas".
A esto hace referencia el comienzo de este escrito, con lo de aclarar y explicar a los que están por fuera de la doctrina homeopática.
Además, cabe preguntarse como evaluaría algún experto en Metodología de la Investigación, si ante 3 casos de mal asmático, (que ni siquiera necesitamos rotular así), le administramos lo que corresponda si cubre Trast. por decepción, distinto a si fue trast. por desprecio, o un tercer remedio si fue por decepción de amor, y que también estaremos autorizados, para desesperación de los estadísticos, a dar el mismo remedio a los tres pacientes si otros síntomas nos confirman un remedio que figure en los tres tipos de trastornos por..., sin tomar en cuenta que la "enfermedad rotulada" se llame igual.

Parece que la tendencia a navegar a dos aguas, que es lo que Hahnemann llamaba la traición a la divina homeopatía, se mantiene a través de los siglos.


BIBLIOGRAFIA
1)Crespo Duberty, Mario: Homeop. Vol. 63 N° 4.Acerca del Arte de curar.
2)Grzesko, Nilda: Una hipótesis de pensamiento. Energía vital: mas allá de lo visible.1998.
3)Orioli, Susana: Homeopatía y ciencia.1998.
4)Orioli, Susana: Homeop. Vol.64 N° 2.La homeopatía vista desde la Teoría General de Sistemas de Ludwig von Bertalanffy.
5) Gazola, Josef: El mundo engañado por los falsos médicos.25° edición.1997. Edit. Arcanto. Barcelona.
6)Pellegrino, Juan C.: Clases XI Curso anual de Práctica homeopática.1999.
7)Pellegrino, Juan C.:Homeop.Vol. 64.N° 2.Consideraciones homeopáticas.
8)Vijnovsky, Bernardo: Traducción y comentarios del Organón de Hahnemann. 1983.Talleres gráficos Zlotopioro. Bs.As.
9) Hipócrates (460-377 A. C.) Homeopatía Vol. 64 N° 2 - 1999.

10) Resumen.

Se conceptualiza a partir del parágrafo 52, como por pretender incluir a la homeopatía en un esquema científico reducido, se la priva de su riqueza doctrinaria que la asocia a la ciencia actual.

Palabras llave: falsos médicos.
medicina estimulativa
ciencia.

Antecedentes

Publicaciones Generales

Publicaciones Médicas