Dr. Jorge A. Traverso


La Doctrina marcó los tiempos.

Resumen
Se trata sobre una historia clínica donde la evolución permite marcar los puntos que desde la doctrina homeopática nos indican cuando pedir los estudios que certifiquen la evolución.

Summary
It is on a clinical history where the evolution allows to mark the points that indicate us from the doctrine homeopática when to request the studies that certify the evolution.


Palabras clave: Doctrina- Evolución- Prostatitis

Es conocido en la Doctrina homeopática que uno de los elementos a tener en cuenta para saber que la evolución general del paciente va encaminada a la curación, que en particular se lo considera en las reglas a seguir para la segunda prescripción, es cuando luego de la mejoría de síntomas mentales que se fueron dando en la dirección de la cura, síntomas locales que fueron los que motivaron la consulta evolucionan del centro a la periferia, o de órganos internos mas importantes a órganos superficiales o menos importantes.
Para visualizarlo, nada mejor que una evolución clínica que luego de cuatro años, destacó los signos que confirman la doctrina.

Historia clínica
La experiencia de seguir una cura durante cuatro años muestra también los tiempos en que se necesita pedir exámenes complementarios que certifiquen un avance, tomando en cuenta el entrecruzamiento de los parámetros doctrinarios con las características mentales de nuestro paciente.
El mismo consultó en junio de 1996, profesional universitario de 42 años de edad.
Luego de una operación de rodilla por un traumatismo que le impidió seguir jugando fútbol y otros deportes que constituían su mejor pasatiempo de los momentos libres, comenzó con dos patologías: dolor intenso en la zona sacra y una prostatitis que lo obligaba a orinar varias veces por noche.
Las ecografías de próstata que se le realizaron a lo largo de un período mostraban lo siguiente:


1993

Todas las ecografías que se muestran en esta historia, se efectuaron en el Servicio de Radiología del Hospital Alemán. Jefe: Dr. E. Eyheremendy.

Paciente : XXXX 40 años 06/12/1993 E 76122

Solicitado por:

· ECOGRAFIA VEJIGA PROSTATA

Próstata de 22mm x 24mm x 29mm, que arroja un peso aproximado
de 7 gramos.
Paredes vesicales y uniones ureterovesicales sin particularidades.
Sin residuo post miccional.
MP/MT

Dr. MARTÍN PFISTER
M.N. 49.753


1994

Paciente : XXXX 40 años 06/04/1994 E 79533

Solicitado por:

DEPARTAMENTO DE ULTRASONOGRAFIA

I. ECOGRAFIA VEJIGA PROSTATA

Próstata sin cambios con respecto a ecografía previa 22mm x 24mm
X 33mm (9 gramos).
Paredes vesicales sin particularidades.
Residuo post miccional = menor a 30ml.
NF/r
Dr. NESTOR FLORENZANO
M.N. 62.385


1995

Paciente : XXXX 41 años 09/02/1995 EA 88078

Solicitado por:

DEPARTAMENTO DE ULTRASONOGRAFIA

ECO TRANSRECTAL

Imágenes compatibles con:

Próstata de 23mm x 35mm x 40mm, que arroja un peso aproximado
de 22,5 gramos, siendo el valor del antígeno prostático especí-
fico estimado para dicho peso de 2,7 ng/ml.
Paredes vesicales sin particularidades.
Vesículas seminales son simétricas.
Se visualiza pequeña imagen de características líquidas de 14mm x
6mm x 6mm a la derecha de la línea media de la región posterior
(zona periférica) de la próstata.
Cápsula respetada.
A correlacionar con P.S.A.
WS/P
Dr. WILFREDO SAKAY YAGI
M.N. 66.954



La medicación alopática fue con Finasterida (Proscar M.R.) y Extr, Serenea Repens (Permixon M.R.) durante todo ese período, y las ecografías evidencian un empeoramiento progresivo.
Fue tratado por una homeópata, a la que dejó (a pesar de sentir algunas mejoras) porque "no le hacía suficiente caso" cuando la llamaba.
De los síntomas ofrecidos, que eran varios y muy marcados, los dos mentales que más se destacaban eran la Egolatría y lo Concienzudo, aparte de un cierto temor al fracaso.
Si se resaltan los dos primeros es porque en cierta medida fueron marcando los tiempos del tratamiento, en cuanto a modificaciones en mas o en menos que pudieron evaluarse a posteriori en estos cuatro años.
Por todos los síntomas se le administró Dep. Sulphur y P. Dep. Sulph. en tabletas.
Al mes, a pesar de tener que levantarse menos a orinar de noche, decía que todo estaba casi igual. Emocionalmente dice que le gusta que lo saluden, "que le den bola", y le molesta que la hija (10 años) no lo haga.
Luego de la segunda consulta, en que se siguió con P. Dep. Sulph. en tabletas, llamaba cada siete a diez días para consultar por sus molestias, pero estos diálogos tenían características especiales:
Pac. : Llamo porque mi tema sigue igual.
Méd. : ¿Que siente?
P.: Y, una molestia. M.:¿ Donde? P.: Y, ahí abajo. M.:¿ Cómo es ese malestar?
P.: Y, un malestar. M.: Descríbamelo mejor. P.: Un malestar,¿ Ud. no sabe que es un malestar?
M.:¿ Es un ardor, un dolor, un tironeo, ?. P.: Y no, es una molestia, un malestar.

Era imposible salir de ese diálogo. Hasta parecía una manera de probarme, de obligarme a tratar de descubrir que le pasaba, sin rebajarse él a contar sus "molestias".
Sarsaparrilla y Cantharis a la 6° no tuvieron efecto.
En las consultas posteriores, se manifestaba la egolatría en frases como: "En mi infancia no fui reconocido como yo hubiera querido".
Sobre "mi tema", (el tener que orinar de noche y el dolor en zona sacra), era muy difícil saber si había mejoría, por la particular forma en que refería "el malestar", que nunca se sabía que era, si dolor, ardor, pesadez en la zona, etc. ¡Quería hacerme trabajar!.
Durante ese semestre del 96 y primer semestre de 1997, los signos de mejora fueron indirectos. A pesar de que nunca estaba "del todo bien", trae como pacientes a sus dos hijos y luego a su esposa, a los que luego se refería con envidia, porque ellos sí se curaban y él no tanto.
Allí se sube la dinamización de Dep. Sulph. a 50 M, (de la 10 M con que se había comenzado), por su síntoma de Egolatría y la Teorización. (Hablando de remedios alopáticos que antes tomaba, expresa como verdad revelada: ¡¡Cómo no voy a leer el prospecto!!.
A pesar que en ese momento no tenía que levantarse de noche a orinar, comenta:" No podría decir que estoy mejor".
Luego de esa consulta, en junio del 97, la primera vez que me da un dato de su mejoría mental es por teléfono, en su habitual consulta por "su tema", cuando hablando del fin de semana comenta que estuvo componiendo música, cosa que no hacía desde los 19 años.
Para abril de 1998, ya no hay ningún síntoma que exprese lesión en el sacro, pero de "lo otro medio igual". "Pienso que me van a tener que operar".
En enero de 1999 intercalo una dosis de T. K. 50 M, siguiendo la técnica que utilizaba Vijnovsky, de administrar la misma dinamización que era efectiva con el remedio de base.
En junio del 99, concurre diciendo: "Con este remedio es con el que mejor anduve" hasta hace 20 días, sin molestias en la ingle ni en el periné.
Ahora, mas necesidad de orinar y algunos pinchazos adentro. Se vuelve al Dep. Sulph. y P. Dep. en tabletas.
En septiembre de 1999, aunque refiere estar muy bien de ánimo, que durante 50 días no tuvo que levantarse de noche, y mejorado con 2 tabletas por día de P. Depuratum por una gotita que a veces se le escapaba, igualmente piensa que lo van a tener que operar de la próstata.
De la antigua sacralgia nunca mas hubo síntomas. Quiere hacerse una nueva ecografía de próstata porque "no me la hago desde el 96".
Como le da tanta importancia a los números de los análisis, y todavía no sé si se habrá reflejado la mejoría sintomática en lo orgánico, le solicito que esperemos un poco.
Además, aquel síntoma del comienzo (concienzudo), en la entrevista actual se manifiesta en todo su despliegue y relata aspectos no revelados anteriormente, como su irritación P. Ej. : en
su casa si aparecen pelos en la bañera y la censura que ejerce sobre la familia por no cuidar esos detalles. También cuenta otras nimiedades que lo molestan con respecto al orden.
Pensando en que el azufre a veces se extrae de tierras con material arsenicoso, se decide administrar una dosis de Arsenicum Album a la misma dinamización.
La secuencia fue la siguiente:
En octubre, por teléfono me comunica la aparición de una erupción perianal roja con intensísimo prurito y en noviembre, dolor al defecar y aparición de hemorroides con sangrado de las mismas, que duró hasta mediados de diciembre, en que cesan. (Fueron piloteados estos síntomas con P. Ars. Alb. 2 tabletas por día), siempre por teléfono, a pesar que decía: "Ahí hay algo, va a haber que operar" (ahora era operar de hemorroides).
Es revelador que en un paciente que desde otra perspectiva llamaríamos un obsesivo, haga su manifestación orgánica de curación en la zona anal, que es la zona de erogeneidad detenida de la sexualidad infantil en este tipo de neurosis.
Tomando en cuenta la Doctrina, en el punto que señalábamos al principio, de superficialización cuando cura algo mas profundo, ahora sí se le indica que se realice la ecografía de próstata.
En enero del 2000, en la nueva consulta los resultados están a la vista.


2000

Paciente : XXXX 46 años 04/01/2000 EA 147406

Solicitado por:

SERVICIO DE ECOGRAFIA
I. ECOGRAFIA VEJIGA PRÓSTATA

Imágenes compatibles con:

Próstata de 25mm x 29mm x 20mm, que arroja un peso aproximado
de 7 gramos.
Pared vesical de grosor normal, sin proyecciones endoluminales.
Uniones vesicoureterales libres.
GA/L
Dr. GUILLERMO AZULAY M.N. 96.953



Ahora sí dice(además de resultarle increíble), "prácticamente no me levanto de noche", "si veo algo mal, ahora me callo aunque tenga razón".
Sólo persiste prurito en la ingle. No hay manifestaciones anales.
Otro indicio de la mejoría es que cuando se le comenta que la reducción del tamaño prostático es en la ecografía de vejiga y próstata, pero que también habría que constatar si hubo
disminución en la ecografía transrectal que se había hecho anteriormente, él, que era tan detallista y siempre pedía un estudio más para "comprobar", ahora dice que no, que para qué, si
total está bien.
El único problema es que no se lo va a convencer que la mejora fue de él, y por eso cesaron los síntomas locales, y siempre referirá la homeopatía como que le "curó la prostatitis", cuando lo que mostró la doctrina homeopática, es que mejorando el paciente, la curación hace un recorrido hacia la superficialización de los síntomas locales, permitiendo que desaparezcan los mas profundos, hasta que se llega al equilibrio psicofísico que llamamos curación.



Bibliografía

Moizé, Micaela : Homeopatía. N° 2- 1982. pág. 33. Segunda Prescripción.

Pellegrino, Juan C. : Rev. Homeopatía. Vol. 64. N° 4- 1999. 331-333. Tres Historias
Clínicas, tres enseñanzas doctrinarias.

Vijnovsky, Bernardo : Charlas por la tarde...

Antecedentes

Publicaciones Generales

Publicaciones Médicas